PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Deben ser las y los afectados por proyectos o políticas medioambientales y sus comunidades quienes han de tener un rol clave en la toma de decisiones que afecten el territorio que habitan. Sólo así se garantizará la legitimidad de esas decisiones.